¿Necesitas ayuda?
Logo UNAD
Unad
Zona Sur
¿Necesitas ayuda?

Noticias

David Villamil, estudiante del programa de Agronomía de la UNAD, acaba de crear una tecnología ambientalmente sostenible y de bajo costo, con la que agricultores evitan la intoxicación por nitrato en bovinos. Conoce aquí su historia.

FINALLLL PA

Entre cultivos de papa, diversas especies de plantas, animales y grandes terrenos alejados de la ciudad, David Villamil descubrió “su razón de vivir”. El campo se convertiría en su mayor inspiración a la hora de ayudar a quienes más lo necesitan.

Se trata de un boyacense de 26 años, agrónomo de formación e investigador por vocación, quien acaba de crear una tecnología ambientalmente sostenible y de bajo costo, con la que agricultores evitan la intoxicación por nitrato en sus bovinos.

“Me dedico a investigar y aportar soluciones a problemas reales del sector agropecuario, especialmente desde la biotecnología y la interacción con los productores rurales” expresa Villamil.

Alejarse de la ciudad en sus tiempos libres, más que ser un ‘hobbie’, es algo recurrente en la vida de David. Con el tiempo, el campo se convirtió en su “segundo hogar”.

“Confieso que soy de la generación de la biblioteca, normalmente paso mi tiempo entre los libros y el campo” dice con un suspiro el estudiante, quien además afirma “Cuando no estoy en un escritorio, voy a alguna granja a conversar con los agricultores. Me gusta conocer de primera mano sus necesidades. Por esta razón es que suelo viajar mucho, soy un convencido de que el conocimiento no se circunscribe de manera exclusiva en las oficinas”.

Aunque David vive en la capital por cuestiones laborales, algún día espera mudarse al ‘paisaje verde’. “Es un sueño que algún día haré realidad” dice Villamil.  

“Además, espero que el resto de mi vida pueda diseñar variedad de tecnologías sostenibles para el agro” agrega David, mientras recuerda cómo surgió su iniciativa.  

La tecnología que le cambió la vida a los agricultores

Durante sus prácticas de campo, Villamil evidenció una problemática relacionada con el nitrato, la cual afectaba de sobremanera la productividad y la calidad de vida de los agricultores.

“Durante los períodos secos, el pasto suele estar sometido a estrés hídrico, razón por lo cual no procesa adecuadamente los nutrientes y acumula nitrato, componente que al ser consumido por un bovino le puede producir lesiones en el tracto digestivo o puede llegar a producir su muerte” dice Villamil.

FINAL PAAAAAAA

Después de evidenciar las graves consecuencias, David decidió ‘ponerse las pilas’ y empezó a hallar una solución rápida y eficaz.  Debía hacerlo lo antes posible, ya que las secuelas del nitrato eran irremediables.   

“En el año 2015 tuve una salida de campo en la cual evidencié que varios animales ya se habían muerto. Esta situación fue la que me motivó a revisar en qué consistía el tema. Me causó mucha curiosidad que desde 1890 hasta el 2015, únicamente se habían formulado algunas dietas y un par de medicamentos” afirma el estudiante.  

Durante sus tardes de lectura y prácticas de campo, David empezó a darse cuenta de una problemática bastante grande. Actualmente, la situación se presenta en Argentina, Uruguay, México, Estados Unidos y Holanda.

“Colombia es un país con vocación agropecuaria, pero no cuenta con una política clara sobre producción.  Cuando inicié mi investigación, consulté con las autoridades del sector y ellos no llevaban datos sobre intoxicaciones” dice con incertidumbre.

Luego de una amplia investigación, Villamil empezó a dimensionar la situación en el tercer cordón lechero más importante del país: Valle de Ubaté y Chiquinquirá, regiones en las que aproximadamente de los 100.216 bovinos existentes, 82.000 están localizados en lugares de alto riesgo.

“El 82% de los animales pueden llegar a la muerte súbita. En términos financieros, una intoxicación puede costar alrededor de $6.000.000.000, lo que es un golpe muy fuerte para la economía de una región que depende en su mayoría de la producción ganadera” asegura el estudiante.

Teniendo claro el panorama, David empezó a buscar alternativas de biorremediación para actuar sobre el ciclo del nitrógeno. Entre su búsqueda, encontró un artículo sobre bacterias desnitrificantes que le dio ideas sobre el diseño de la tecnología que quería desarrollar.

“Propuse el proyecto y volví a la hacienda donde tuvimos la práctica. Inicialmente empezamos labores en San Miguel de Sema, Boyacá y tiempo después en Simijaca, Cundinamarca” dice Villamil.

“A diario recorría la región con ganaderos que reportaban problemas en sus predios. Conté más de 716 animales muertos por intoxicación. Quisimos apostar por realizar la investigación en campo abierto y no en un vivero en el que todo funciona al controlar las variables” agrega.

David y su equipo de trabajo, diseñaron una tecnología que libera un microorganismo que permite convertir el nitrato de manera rápida en nitrito, amonio, aminoácidos y proteínas, lo que permite que la actividad biológica del suelo, inicie un proceso de equilibrio que requiere aplicaciones periódicamente.

“De esta manera trabajamos en la solución desde el suelo y no desde el animal. Los efectos de la tecnología se pueden ver en menos de tres semanas. Han disminuido los casos de muerte súbita y los agricultores están satisfechos” dice con una sonrisa el estudiante.

El éxito de Villamil y su equipo de trabajo

Ahora David, disfruta del éxito de su proyecto. Sabe que la clave está en persistir y nunca desistir.

“Me gustan los desafíos. Al inicio muy pocos creían que fuera posible llevar a cabo mi investigación con resultados positivos, ya que no había un referente que permitiera inferirlo, pero la pude hacer” dice el estudiante, quien pertenece al grupo de investigación en gestión eco ambiental y sistemas sostenibles de producción (GIGASS) de la UNAD.

“Aún recuerdo lo que me decía Juliaba Ángel Osorio, mi primera docente de la UNAD, quien ahora es la actual decana de ECAPMA. Ella siempre me resaltó que las investigaciones más relevantes, no necesariamente se basaban en los temas con mayor complejidad. Con su apoyo tuve un gran acercamiento a la investigación agropecuaria, fue desde ese momento que mi convicción por investigar temas rurales se hizo muy fuerte” afirma.

David agradece a la UNAD por estar en su vida. Está convencido de que la Universidad lo capacitó para desempeñarse en múltiples escenarios formativos y laborales.

“De hecho, espero que el próximo año pueda realizar mi maestría en la UNAD. Es una institución que tiene una visión diferente, es capaz de romper barreras geográficas, sociales, culturales, y hace mucho énfasis en la formación de la persona.  Hay muchas oportunidades y uno debe decidir cómo aprovecharlas” dice con seguridad el estudiante. 

A diferencia de muchos de sus compañeros, Villamil afirma que aunque su familia no es precisamente de un sector rural, logró cumplir con esfuerzo y compromiso, una meta que muchas personas veían imposible.

“Yo crecí en el casco urbano de Chiquinquirá en Boyacá, donde no tuve mucho contacto empírico con el agro; sin embargo, leí estudios que me motivaron a seguir por este camino. Una cosa es leer sobre el tema y otra es aprender a través de la práctica y carecer de experiencia, es un desafío que demanda mucha dedicación” dice el estudiante.

En el futuro, David anhela realizar una investigación sobre las alternativas de control para HLB patógeno, que tiene en serias dificultades la producción citrícola en el mundo. Además, su mayor motivación es aumentar el potencial de su desarrollo tecnológico.

“Con las TIC podemos mejorar las condiciones de vida en el campo y aportar al crecimiento económico del agro. Desde mi profesión, he hecho una labor sin esperar nada a cambio. Estoy muy feliz” asegura finalmente Villamil.

Texto por: Catalina Zuluaga. Comunicaciones UNAD

Ver todos los artículos
Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD
Sede nacional José Celestino Mutis: Calle 14 sur No. 14 - 23
PBX: ( +57 1 ) 344 3700 Bogotá D.C., Colombia
Línea nacional gratuita desde Colombia: 018000115223
Atención al usuario: atencionalusuario@unad.edu.co
Anticorrupción: anticorrupcion@unad.edu.co
Buzón de notificaciones
490 Sawgrass Corporate Parkway Suite 120, Sunrise, FL 33325
Phones ( +1 954 ) 389 2277 - ( +1 954 ) 389 7188
Toll Free (+1 877 ) 385 5124
Fax ( +1 954 ) 667 6200

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional

Última actualización ( 2019-12-10 ) © Copyright UNAD 2019  ( Atención al usuario ) ( Política de privacidad ) ( Mapa del sitio )